Detección de las altas capacidades

detección

¿Qué son las Altas Capacidades?

Es un potencial en el que se observa una aptitud sobresaliente. Los estudiantes con altas capacidades tienen un potencial para rendir a un alto nivel en una o varias áreas intelectuales, creativas, artísticas o de liderazgo. Sobresalen en comparación con los de su edad en campos académicos específicos como matemática, ciencias, lenguaje, tecnología, deporte, entre otras. 

Esta capacidad por lo general se acompaña de un desarrollo asíncrono entre su capacidad intelectual y su edad cronológica, provocando desajustes emocionales, físicos y sociales. Los estudiantes con altas capacidades tienen necesidades educativas especiales por lo que requieren una intervención curricular para el desarrollo de sus capacidades.

 

 

Las altas capacidades engloban los términos: Prodigio, aptitudes sobresalientes y superdotados. Los niños, niñas y adolescentes con altas capacidades están en riesgo social debido al desconocimiento de sus características y sus necesidades educativas especiales. Los mitos y una gestión educativa inadecuada podrían terminar con la pérdida de sus talentos.

Los padres o docentes pueden sospechar desde edades tempranas.

Los padres y los docentes pueden sospechar y detectar en primera instancia algunos comportamientos durante las etapas del desarrollo infantil y escolar, algunas veces estas características pueden pasar desapercibidas debido a que existe una diversidad de comportamientos.Las características más generales son:

  • Una precocidad intelectual alta en relación a otros niños de su edad.
  • Fluidez verbal o vocabulario muy amplio para su edad.
  • Movilidad fuera de lo normal.
  • Desarrollo de la lectura temprana casi sin ayuda.
  •  Alta curiosidad. Preguntan demasiado para su edad.
  •  Frustración para someterse a la autoridad, desobedientes debido al desarrollo de un pensamiento crítico.
  •  Precocidad natural para realizar cálculos matemáticos y razonamientos lógicos.
  •  Creatividad artística o musical.
  •  Destreza para resolver problemas e intereses muy variados.
  •  Maneja una cantidad de información, superior al resto de los niños de su edad.
  •  Interconexiones de ideas o conceptos abstractos.
  •  Se aburren con facilidad y algunas veces es impaciente.
  • Preocupación por temas como la política, la vida y la muerte, la moral, pensamientos filosóficos, entre otros.

La importancia de la detección temprana

Es necesario y urgente que los niños, niñas y adolescentes con altas capacidades sean detectados e identificados para estar en condiciones idóneas de poder determinar sus necesidades educativas especiales y dar una respuesta apropiada, facilitando el máximo desarrollo de sus capacidades. Según las investigaciones alrededor del 15% de los estudiantes podría tener altas capacidades. El mejor momento para identificar a un niño o niña es entre los 5 y 7 años, siendo éste la oportunidad para el diseño y puesta en marcha de las medidas educativas.

¿Cuándo y por qué motivo debe llevarse a cabo una evaluación?

Los niños y niñas con altas capacidades tienen una mayor sensibilidad sensorial y emocional. Desarrollan un pensamiento crítico avanzado y podrían tener problemas de disincronía entre su capacidad intelectual y su madurez emocional. Por lo generalmente se observan comportamientos como: la distracción, problemas para socializarse, aburrimiento, depresión o una aparente fobia escolar. Los padres pueden sentirse desorientados y confundidos siendo necesaria la evaluación con un profesional de psicología, experto en altas capacidades. 

Diagnósticos erróneos 

Aunque algunos niños y niñas podrían tener una doble excepcionalidad (problemas de aprendizaje asociados) la mayoría reciben diagnósticos erróneos debido a la falta de conocimiento sobre sus características. Las altas capacidades no son una enfermedad; cuando un niño o niña con altas capacidades no tiene un entorno adecuado desarrolla comportamientos que pueden confundirse con algunos trastornos como: 

  • El trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)
  • Autismo (asperger).
  • Fobia Escolar.
  • Trastorno de Ansiedad Generalizada.
  • Depresión.
  • Trastorno Negativista Desafiante.

Si sospecha que su hijo o hija podría tener Altas Capacidades lo mejor es solicite una orientación o evaluación psicopedagógica. Contáctenos

 

× ¿Cómo podemos ayudarle?