enero 18, 2022

Gifted and Talent

Fundación Altas Capacidades El Salvador

El exterminio de los altos potenciales y la fuga de cerebros en El Salvador

7 minutos de lectura
El exterminio de los altos potenciales se refiere a la pérdida de aquellos estudiantes que tienen una gran capacidad natural para sobresalir en una o más áreas y que no logran desarrollarse por la falta de programas y políticas educativas para aprovechar este potencial.

Por Evelyn Campos Directora Fundación Altas Capacidades de El Salvador

La fuga de cerebros o la migración de los talentos se refiere a la pérdida de profesionales y científicos con una formación académica altamente cualificada que no encuentra las oportunidades y condiciones para desarrollarse y superarse en su país de origen. Ocurre principalmente por la falta de desarrollo en las áreas de investigación, las pocas oportunidades laborales en las que puede desempeñarse. También se da debido a la ausencia de salarios dignos y el escaso acceso a becas para seguirse especializándose. Esto provoca que el talento migre hacia otros países sin la posibilidad de retorno.

Pero, en El Salvador son “escasos” los talentos que pueden desarrollarse debido al exterminio de los altos potenciales que se da desde las edades tempranas en la escuela; es decir a la pérdida de aquellos estudiantes que tienen una gran capacidad natural para sobresalir en una o más áreas y que no logran desarrollarse por la falta de programas y políticas educativas para aprovechar este potencial. La mayoría de los estudiantes que se levantan de sus asientos constantemente son etiquetados en la clase como hiperactivos sin darse cuenta que probablemente perderemos un gran talento deportivo. Se etiqueta como problemático aquel estudiante que por su capacidad lingüística exagerada platica más de lo normal; impidiendo que en el futuro pueda desempeñarse como un gran orador. Y a los estudiantes que aprende más rápido se les exige mantenerse aburridos sin la oportunidad de desarrollar sus fortalezas, perdiendo recurso humano muy valioso para el país.

Un talento que es apoyado desde su infancia dará frutos en el futuro para la humanidad.

El sistema educativo es el encargado de formar y desarrollar las capacidades intelectuales, morales y afectivas de las personas de acuerdo con la cultura y las normas de convivencia de la sociedad. Uno de los objetivos de la Educación Nacional es desarrollar al máximo posible el potencial físico, intelectual y espiritual de los salvadoreños, evitando poner límites a quienes puedan alcanzar una mayor excelencia; de este último El Salvador es uno de los pocos países que no cuenta con políticas educativas para la atención de las necesidades de apoyo educativo de los estudiantes con “Aptitudes sobresalientes o de altas capacidades”. Cuando no existen políticas y protocolos de atención para estos perfiles, los estudiantes acaban por esconder sus capacidades para tratar de encajar en los estereotipos aceptados por la propia cultura, perdiendo en la escuela su potencial.

La escuela es clave para la detección y la atención del talento extraordinario lastimosamente se basa en una educación igualitaria, por edades, olvidando que muchos estudiantes no aprenden de la misma forma y que existen estudiantes que pueden avanzar más. Las investigaciones sobre los estudiantes con aptitudes sobresalientes en el país no han tenido avances en materia de políticas inclusivas, ni de atención. Según la ley de educación especial en el artículo 34 estos estudiantes están contemplados dentro de las necesidades educativas de apoyo específico, pero a la fecha no existen estadísticas, ni programas o escuelas enfocadas a fortalecer sus capacidades como las que existen para los estudiantes con limitaciones que cuentan con las escuelas de educación especial.

Las aptitudes sobresalientes siempre se han encontrado en el lado oscuro de la educación salvadoreña; basados en el mito de que quienes las poseen tienen el éxito asegurado debido a que son estudiantes “ideales para el sistema educativo” con notas y promedios sobresalientes en todas las materias. La mayoría de los estudiantes de altas capacidades rompen los esquemas y estereotipos del estudiante de alto rendimiento y bien portado; muchos duran muy poco en ese rango ya que su ritmo de aprendizaje puede llegar a ser más rápido y al cabo de unos meses perder el interés en la escuela, quedando estancados, perdidos en el sistema educativo, convirtiéndose en un talento frustrado.

Los estudiantes de altas capacidades son disruptivos muchos no tienen un desempeño sobresaliente en todas las materias debido a que la educación formal no se ajusta a sus necesidades de aprendizaje, por el contrario, la mayoría están propensos al fracaso escolar y terminan estigmatizados o etiquetados como estudiantes problemas que no socializan, raros, desobedientes a los que probablemente no se les ve futuro; perdiendo el alto potencial en un sistema educativo que coarta su capacidad. Estos estudiantes son los llamados los hackers del sistema educativo porque se rebelan ante las injusticias y las formas tradicionales de la enseñanza, al cabo de un tiempo terminan por ser normalizados o abortados por el propio sistema educativo quién los ve con recelo y los extermina debido al desconocimiento y la incomprensión.

Potenciar las capacidades de los estudiantes para el progreso requiere de la ayuda del gobierno para no dejar olvidados a sus ciudadanos con aptitudes sobresalientes.

Son numerosos los estudios que existen a nivel internacional, no se puede asumir que el país no está preparado para trabajar con esta población dejándolos perder o simplemente no hacer nada. Muchos países nos llevan ventaja, México cuenta con escuelas especiales y políticas inclusivas desde hace más de 20 años. En países como los Estados Unidos, estos estudiantes son candidatos para becas y programas especiales en universidades prestigiosas como el programa para dotados Hopkins University Center for Talented Youth (CTY). Según la asociación nacional de niños dotados de los estados unidos (National Association for Gifted Children) más del 10% de la población infantil encaja con este perfil y requieren de una educación al nivel de sus capacidades para potenciar sus talentos.

Los estudiantes con aptitudes sobresalientes o de altas capacidades poseen un potencial natural para sobresalir en diferentes áreas en relación con los estudiantes del grupo de su edad, capturan y comprenden la información de manera diferente, cuentan con una capacidad cognitiva elevada, mientras que su desarrollo físico y emocional corresponde al de su edad cronológica esta combinación se observa en un comportamiento muy diferente al resto de los estudiantes. Según los estudios neurobiológicos realizado, los cerebros con este perfil cuentan con una plasticidad cerebral que les permite aprender y procesar la información de manera más eficiente, requiriendo una educación diferenciada. Esta condición neuronal precoz y avanzada combinada con otros factores motivacionales, emocionales y rasgos personales puede causar serias dificultades de adaptación en el ámbito familiar, escolar, social y emocional sino son identificados y no se les brindan las oportunidades psico-educativas para su desarrollo.

Los pediatras, psicólogos, padres y docentes pueden intuir desde muy temprana edad que un niño tiene altas capacidades siempre y cuando reconozcan sus características para activar un protocolo de identificación que se basa en una serie de pruebas llamadas screening. Estas pruebas se utilizan con el fin de ofrecerle un programa de acuerdo con sus necesidades educativas.

Apostar al desarrollo de los talentos significa sensibilizar a los docentes sobre la atención a la diversidad desde la primera infancia y liberar el potencial de aquellos estudiantes con grandes dotes intelectuales permitiéndoles avanzar y desarrollarse sin los prejuicios y los mitos que estancan a esta población.

Cuando el sistema educativo detecta, cultiva y desarrolla los talentos se generan las condiciones para su retorno que al final se convierte en progreso para el país. La fundación Altas Capacidades de El Salvador (ACTalentos) ha propuesto la ley para la promoción de las altas capacidades y el talento extraordinario en el sistema educativo nacional (LEYAACC). La ley busca potenciar las capacidades de estos estudiantes con el objetivo de garantizar la educación inclusiva e integral de esta población que durante años ha estado invisible ante el sistema educativo, esperamos sea retomada por la nueva Asamblea Legislativa. Es necesario apoyar la creación del Centro Nacional de Investigación para la atención de las altas capacidades y el talento extraordinario CIACTALENTO. Por lo que hacemos el llamado al gobierno central para que nos puedan apoyar con esta iniciativa.

“Los valores de una determinada cultura pueden ser un obstáculo para la identificación y la aceptación de las personas con grandes dotes intelectuales.”

Freeman (1998)

Referencias

• S.L.U., 2. (2021). Neurofuncionalidad ejecutiva: estudio comparativo en las altas capacidades : Neurología.com. Retrieved 11 April 2021, from https://www.neurologia.com/articulo/2018026.
• Neurociencia y alumnado con altas capacidades | VIU. (2021). Retrieved 11 April 2021, from https://www.universidadviu.com/int/actualidad/nuestros-expertos/neurociencia-y-alumnado-con-altas-capacidades.
• Gifted Education in the U.S. | National Association for Gifted Children. (2021). Retrieved 2 May 2021, from https://www.nagc.org/resources-publications/resources/gifted-education-us
• Gifted and Talent Development. (2021). Retrieved 3 May 2021, from https://www.apa.org/ed/schools/gifted

Altas Capacidades El Salvador
Evelyn Campos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.