abril 18, 2021

Gifted and Talent

Fundación Altas Capacidades El Salvador

Los estudios neurocientíficos explican que durante el embarazo el cerebro de un bebé se forma a partir del tubo neural, una estructura presente en el embrión del que se origina el sistema nervioso central.  El tubo neural inicialmente no es más que un gran balón relleno de líquido que capa a capa, se va estructurando para ir creando las células con ciertas características a las que llamamos neuronas. Todo este proceso se da por genes específicos es decir, que heredamos los genes que dirigen la construcción básica y las características funcionales de este órgano, que también viene dotado de una plasticidad cerebral el cual depende de las complejas interacciones con el ambiente.

Todos tenemos dos copias de cada uno de los genes, uno que heredamos de la madre y otro del padre. A la combinación de genes que hemos heredado se le denomina genotipo, mientras que el fenotipo es como refleja nuestro cuerpo el ser portador de estos genes y la interacción con el medio ambiente. Por ejemplo, cuando un niño nace con la capacidad de ser más alto que le promedio (genes); si no recibe los nutrientes necesarios para su crecimiento posiblemente no llegue a la altura y se acompañe de una deficiencia en el crecimiento (medio).

Según Sastre-Riba la alta capacidad intelectual está relacionada con las funciones ejecutivas (inhibición, memoria de trabajo y flexibilidad) que son actividades mentales complejas, necesarias para planificar, organizar, guiar, revisar, regularizar y evaluar el comportamiento necesario para adaptarse eficazmente al entorno y para alcanzar metas. Para realizar tareas complejas de nuestra vida cotidiana necesitamos mantener y manipular mentalmente cierta información para comunicarnos y tomar decisiones (memoria de trabajo) e ignorar aquello que nos distrae o interfiere con nuestros objetivos (control inhibitorio), y todo esto con un alto grado de flexibilidad, dado que las condiciones a las que nos enfrentamos pueden cambiar.

La coordinación armónica entre estas funciones ejecutivas (memoria de trabajo, control inhibitorio y flexibilidad mental) nos permite regular nuestro comportamiento y adaptarnos de forma eficiente a nuestro entorno, por lo que tienen un papel fundamental en el aprendizaje y el razonamiento (Miyake y Friedman, 2012).

Las funciones ejecutivas son parecidas a un director de orquesta que modula la ejecución de los músicos, o a un controlador aéreo que regula el tráfico de un aeropuerto, en los niños y niñas con altas capacidades estan estructuradas para resolver situaciones más complejas, es como un aeropuerto que recibe más tráfico de lo que la cabina de control a veces puede coordinar produciendo así comportamientos que son incomprensibles para los demás y que puede afectar su aprendizaje si no se le ofrecen las condiciones necesarias para que esta capacidad se desarrolle.

Aunque los expertos aun no saben con certeza de qué depende que un niño nazca con altas capacidades o con un talento especial. Los estudios cada vez encuentran una relación con la carga genética, según Zhao Bowen (licenciado en Biotecnología), los genes que intervienen en la inteligencia humana se hereda en un rango del 40 al 80%. Un equipo de las universidades de Harvard, Southampton y Edimburgo han logrado identificar más de 500 genes relacionados con la inteligencia y esta capacidad.  La Universidad de Glasgow realizó un estudio en el 2016 donde se demostró que esos genes asociados a las funciones cognitivas se heredan principalmente de las madres.

Por mucho tiempo, la gente ha decidido ignorar la genética de la inteligencia. (…) La gente cree que es un tema controvertido, especialmente en Occidente. Pero no es así en China, donde estudios del cociente intelectual (IQ) son considerados más como un reto científico y por lo tanto son más fáciles de financiar.

Zhao Bowen. laboratorio de genómica cognitiva del Instituto de Genómica de Pekín

Estudios en los gabinetes de psicología en España que trabajan con niños con altas capacidades han identificado que al evaluar al niño, muchos padres se dan cuenta que ellos mismos tenia altas capacidades y que fueron etiquetados como raros, hiperactivos, con problemas patológicos debido al desconocimiento de las características de la alta capacidad.

Los padres deben conocer y estar atentos al desarrollo de los niños con un alto potencial ya que este no solo depende de la carga genética, sino del ambiente que influye para que se desarrolle. Todavía no hay ningún método que sea posible crear niños con altas capacidades, es evidente que el cerebro del niño dotado tienen una plasticidad cerebral que sobresale en relación a sus pares, si es estimulado apropiadamente puede desarrollar todo su potencial obteniendo los dones extraordinarios que le fueron dados.


Referencia:

  • La Neurobiología de la Superdotación. (2016). Retrieved 3 October 2020, from https://momtogifted.wordpress.com/2016/01/02/la-neurobiologia-de-la-superdotacion/#:~:text=La%20neurobiolo
  • Association, N. (2020). Found: more than 500 genes that are linked to intelligence. Retrieved 3 October 2020, from https://www.newscientist.com/article/2163484-found-more-than-500-genes-that-are-linked-to-intelligence/
  • Bowen Zhao. (2020). Retrieved 3 October 2020, from https://www.technologyreview.com/innovator/bowen-zhao/
Altas Capacidades El Salvador
Evelyn Campos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.