mayo 12, 2021

Gifted and Talent

Fundación Altas Capacidades El Salvador

Las personas con altas capacidades intelectuales tienen una capacidad natural, un potencial para rendir a un alto nivel en comparación a sus pares. Las capacidades extraordinarias se pueden manifestar en una o varias áreas como las ciencias, las artes, la música, el deporte y otras. Estas capacidades requieren de una atención diferenciada en su educación para poder potenciarlas.

Las altas capacidades no estan relacionada directamente con niños y niñas de alto rendimiento escolar, desempeño sobresaliente, con notas académicas sobresalientes o pequeños genios que contestan a todo lo que se les pregunta sin fallar. Estas falsas expectativas corresponde a mitos y prejuicios con respecto al tema. La escuela no está preparada y les priva de llegar a desarrollar su verdadero potencial reduciendo la posibilidad de desarrollar sus talentos.

Cuando los docentes y los padres ven las altas capacidades como una meta a alcanzar porque la idea de tener altas capacidades supone que se harán exitosos; estamos tratando a las altas capacidades como una ETIQUETA NEGRA, que estigmatiza a los que verdaderamente tienen dificultades de adaptación al entorno y a la escuela debido a unas condiciones que los hacen diferente en su forma de aprender, pensar y percibir el mundo. Empeñarse en querer etiquetar a todos los niños y niñas para que sean de altas capacidades, creyendo que se convertirán en genios, es un error.

Esta idea proviene de la desinformación y la poca investigación que se realiza con respecto al tema. Los países que se resisten a no ver la existencia de esta población, están llenos de prejuicios que impiden la detección y atención que necesitan; privándoles el derecho a recibir una educación integral de acuerdo a sus capacidades, intereses y diferencias individuales.

Las personas con altas capacidades no son más, ni menos. Tampoco destacan en todo; los resultados académicos pueden ser desastrosos cuando no reciben la educación que necesitan. Les caracteriza el síndrome de disincronía que se refiere a un desajuste emocional, social, intelectual, afectivo y motor. Un porcentaje muy mínimo presenta una doble excepcionalidad, que se asocia a problemas de aprendizaje como la dislexia, discalculia, déficit de atención entre otros.

La mayoría de los niños, niñas y adolescentes con altas capacidades están etiquetados con falsos diagnósticos y patologías que se le atribuyen por sus comportamientos, afectando su desarrollo intelectual, emocional y social.

Las caracteristicas de las alta capacidad físicamente no se ven, como se podría observar en personas con síndrome de Down o con discapacidad física. Esto hace suponer que no necesita ningún apoyo para ser funcionales en su entorno. Esto es totalmente falso, dando lugar a la verdadera estigmatización, el rechazo y la etiqueta que hace mucho daño.

Los estudiantes con altas capacidades necesitan ser aceptados y comprendidos por sus padres, compañeros, maestros y la sociedad en general.

Aclarando conceptos

Estigma social: es una condición, atributo, rasgo o comportamiento que hace que la persona portadora sea incluida en una categoría social hacia cuyos miembros se genera una respuesta negativa y se les ve como inaceptables o inferiores (Erving Goffman).

“La reacción de las personas es la que estigmatiza y no el termino Altas Capacidades”

Etiqueta: Una etiqueta es considerada negativa cuando tienen consecuencias en la autoestima de los estudiantes, señalada con prejuicios y despectivamente. Altas capacidades no es despectivo. lo que se pretende es dar un nombre a esta población diversa, para garantizar sus derechos..

¡Hace más daño la discriminación que el significado de altas capacidades!    

Bibliografía:

Sastre-Riba, S., & Ortiz, T. (2018). Neurofuncionalidad ejecutiva: estudio comparativo en las altas capacidades. Revista de Neurología66(1), 51-56.

Sastre-Riba, S. (2008). Niños con altas capacidades y su funcionamiento cognitivo diferencial. Rev Neurol41(Supl 1), S11-6.

de Santoyana Sanz, R. P. (2004). Alumnos doblemente excepcionales: superdotación intelectual y dificultades de aprendizaje. FAISCA: Revista de altas capacidades, (11), 37-46.

Stainback, S., & Stainback, W. (1999). Aulas inclusivas: un nuevo modo de enfocar y vivir el currículo (Vol. 79). Narcea Ediciones.

Elhoweris, H. (2008). Juicio del maestro al identificar estudiantes dotados / talentosos. Educación multicultural , 15 (3), 35-38.

Altas Capacidades El Salvador
Evelyn Campos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.