mayo 23, 2022

Gifted and Talent

Fundación Altas Capacidades El Salvador

Un sistema educativo con igualdad de oportunidades en la identificación de las altas capacidades

3 minutos de lectura

La igualdad de oportunidades en educación se refiere a la oportunidad que tienen los estudiantes para ingresar al sistema educativo, la posibilidad de mantenerse en él, aprender y obtener los beneficios de lo aprendido con equidad. Para los estudiantes con altas capacidades el acceso a la educación en este sentido es escaso debido a que muchos creen que lo justo es no dar ventaja centrándose en la consecución de objetivos comunes y evitando que se reciba una atención especializada, sin currículos adaptados, sin privilegios para adelantarse.

Ante un sistema igualitario sin equidad las personas con altas capacidades son condenas a convivir con la envidia, la mirada crítica y las exigencias de un sistema que los castiga por estar adelantados.

La equidad No elimina el principio básico de igualdad, se basa en el trato igualitario y toma en cuenta las particularidades de cada persona para ofrecerle posibilidades de desarrollo específicas.

Para la UNESCO, la equidad implica educar de acuerdo a las diferencias y necesidades individuales, sin que las condiciones económicas, demográficas, geográficas, éticas o de género supongan un impedimento al aprendizaje. Por lo tanto, la igualdad de oportunidades no significa resultados iguales pasando por alto estas diferencias. La igualdad de oportunidades depende de las desigualdades en el sistema educativo; esto significa que existen estudiantes que deberán recibir un trato distinto.

Un sistema educativo que sigue una mentalidad igualitarista discrimina y hace que se descarte cualquier tipo de enseñanza individualizada y de atención a la diversidad. Prueba de ello es que no existen estadísticas, ni el reconocimiento oficial de las altas capacidades en nuestro país. El propio sistema educativo desconoce sus características y anula las posibilidades de una atención especializada dentro de las instituciones educativas, aún cuando la ley de educación prescribe las necesidades educativas por actitudes sobresalientes.

Es un error considerar que las necesidades educativas especiales son únicamente para los estudiantes que presentan algún problema de aprendizaje o alguna deficiencia física, psíquica o sensorial olvidándose de los estudiantes que tienen un desarrollo intelectual elevado.

El éxito escolar y los aprendizajes de los estudiantes con altas capacidades se maximizan con la detección e identificación, partiendo de los principios del derecho a la igualdad de oportunidades, apoyando distintas alternativas de aprendizaje, permitiendo contenidos diferenciados, la aceleración y flexibilización de la enseñanza especializada para atender las diversas necesidades de los estudiantes con sobredotación intelectual y/o de talentos específicos es decir, con altas capacidades.

Los estudiantes con Altas Capacidades constituyen un reto que el sistema educativo ha olvidado durante años. Es urgente y necesaria la identificación y la inclusión educativa.

Altas Capacidades El Salvador
Evelyn Campos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.