enero 18, 2022

Gifted and Talent

Fundación Altas Capacidades El Salvador

Sensibilización y Visibilidad de las Altas Capacidades en El Salvador

9 minutos de lectura

I Congreso nacional

“Existe algo mucho más escaso, fino y raro que el talento”. Es el talento de reconocer a los talentosos.

Hubbard, Elbert

La asociación de padres con niños y niñas de altas capacidades celebró el primer Congreso nacional con el tema Sensibilización y Visibilidad de las Altas Capacidades en El Salvador. El objetivo conocer quiénes son los niños con altas capacidades, por qué identificarlos y la importancia de atender sus necesidades educativas.

El congreso contó con profesionales expertos en el tema de las altas capacidades, así como la participación de menores representantes nombrados como embajadores del talento por su alto rendimiento en diferentes áreas: Michelle Hernández (artista y comunicadora), Linda Sibrian (bailarina y actriz de teatro) y José Manuel Cabrera (Joven destacado en olimpiadas internacionales del programa jóvenes talento)

Durante el congreso se realizaron las diferentes ponencias:

¿Quiénes son y cómo identificarlos?

La Licda. Evelyn Campos, madre y directora de la Asociación altas capacidades El Salvador expresó que los niños con altas capacidades muestran en sus primeros años de vida características precoces, generalmente aprenden a hablar y a leer a temprana edad, tienen una curiosidad fuera de lo normal, aprenden e interpretan la información más rápido y tienen un pensamiento más adelantado en relación a los niños de su edad, hacen preguntas constantemente, tienen comportamientos a veces hiperactivos, pueden mostrarse distraídos; pero en su interior esconden un mundo de curiosidad, creatividad y preocupación por la naturaleza, la muerte, el sistema solar, los problemas sociales, entre otros.

Son niños muy sensibles que sufren una disincronía emocional y social, muchas veces son víctimas de acoso escolar, aparentan ser poco sociables; les gusta la compañía de personas mayores con quién conversar. No siempre tienen buenas calificaciones, aunque aprenden más rápido de lo normal se desmotivan y sufren porque son incomprendidos debido a sus razonamientos poco habituales, creativos y originales.

Cuando el ambiente escolar no los entiende, no los reconoce y no atienden sus necesidades educativas, los etiquetan como niños problemáticos, con déficit de atención e hiperactividad, con síndromes del espectro autista o con problemas de socialización. Si el ambiente no es favorable terminan su adolescencia con comportamientos negativos y la sociedad habrá perdido un genio, un inventor, un poeta, un músico, un científico, un talento que no se identificó, cultivó y desarrolló.

Los estudiantes con altas capacidades y sus familias sufren discriminación en los centros escolares nacionales y centros privados, no se atienden sus diferencias los docentes desconocen cómo atender sus necesidades educativas y los padres tienen que terminar aceptando diagnósticos erróneos que hacen mucho daño a las familias y a la sociedad.

Sobre la evaluación y detección de las altas capacidades

La Licda. Katherine Sensente, Psicóloga de la fundación altas capacidades El Salvador mencionó que las pruebas psicométricas son herramientas de evaluación que se aplican para identificar las altas capacidades, con el objetivo de proporcionar información objetiva y sistemática de las necesidades, habilidad y rendimiento de los niños. Dichas pruebas proporcionan puntajes para describir el rendimiento del niño en relación con los demás. Las evaluaciones son realizadas por un profesional de psicología que aplican diferentes test para determinar el desarrollo global, social y emocional del niño con altas capacidades. También se evalúa la atención, concentración e impulsos para descartar otros trastornos.

La edad recomendada para evaluar a un niño con altas capacidades dependerá de la precocidad y características del niño, aunque lo más recomendable es que se realice una evaluación a partir de los 5 años. Las pruebas de coeficiente de inteligencia (IQ) o habilidades cognitivas también se usan para identificar a los estudiantes dotados y talentosos.

Sobre los desafíos que enfrentan los niños con Altas Capacidades

El Dr. Héctor Guídos, pediatra Inmunólogo Clínico y Alergólogo expresó que las personas con altas capacidades se desarrollan de manera diferente al resto de los niños de su edad:

  • Fui un niño con altas capacidades a los 4 años de edad inicié la escolaridad y al mes tuvieron que ubicarme en el 2º grado de primaria, durante la infancia tuve muchas dificultades en las áreas socio afectivas, por motivos de presión social; el niño con Altas Capacidades no solamente va a buscar compañía de personas mayores, la velocidad de crecimiento también se acelera y de la misma forma se detiene prematuramente. Es abrumador tener altas capacidades y cumplir con un perfil académico de “sobresaliente” los padres pueden crearse expectativa que a veces pueden ser egodistónico y debido a esto aparen conductas de rebeldía y desempeño académico deficitario de forma deliberada, también muchos sufren la aparición de conductas repetitivas y rasgos que se acercan al Trastorno Obsesivo-Compulsivo. Me gradué a los 14 años como Bachiller e ingresé en la Universidad de El Salvador recién cumpliendo los 15 años, tener Altas Capacidades es un proceso finito al final lo que interesa es ser un adulto funcional y feliz. Haber sido un niño con Altas Capacidades debe manejarse como un evento anecdótico y enriquecedor. Pero debe evitarse tomarlo como referencia persistente, ya que a mi edad actual (arriba de los 40) el haber sido un niño con altas capacidades se convierte en un asunto irrelevante.

Altas capacidades y el acoso escolar

La Psicóloga Dorita Sol (Fundación anti bullying El Salvador) enfatizó que los niños y niñas con altas capacidades son más propensos al acoso escolar debido a que tienen intereses diferentes a sus compañeros provocando el rechazo por parte de sus compañeros. Es imprescindible educar en la diversidad y buscar estrategias que permitan a los niños, niñas y jóvenes integrarse con sus diferencias.

¿Asperge o Altas Capacidades?

La Licda. Enma Chicas, docente de inclusión del ministerio de educación manifestó que un niño con altas capacidades puede confundirse con un niño que padece el síndrome de asperger, un niño con altas capacidades puede tener también Asperger y esto se llama doble excepcionalidad; pero no todos los niños con altas capacidades tienen esta condición es importante que los padres conozcan cuales son las diferencias.

Los TEA, y el síndrome de Asperger en concreto, son trastornos que afectan al neurodesarrollo del niño. Son menores que tienen un aspecto e inteligencia normal y, a veces, incluso superior a la media. Presentan un estilo cognitivo particular y habilidades especiales en áreas de interés restringidas por ejemplo ciencias matemáticas química biología física o idiomas presentando dificultades en socialización y motricidad fina como gruesa. Es primordial dar a conocer a la sociedad que existen niños con autismo síndrome de Asperger y que muchas veces es desconocido por la sociedad, el asperger no es una enfermedad sino una disposición de la persona que lo presenta. Es urgente e imperativo dar a conocer a la sociedad esta disposición y cómo atenderla en el ámbito familiar y educativo.

Por falta de conocimiento a veces se cae en maltratos, incluso pueden ser víctimas de Bullying. Se debe comprender que estas personas son nobles y muchas veces sumamente inteligentes. Si logramos ayudar y aprovechar ese potencial estaremos como sociedad aprovechando ese mismo potencial para la Humanidad. Se cree que esta condición solo la padece alrededor del 1% de la población por lo tanto los profesionales deben hacer las evaluaciones necesarias para no confundir el asperger con altas capacidades.

¿Qué busca la asociación de padres?

“Los padres de los niños dotados desean para sus hijos lo mismo que todos los padres desean para sus hijos: “Oportunidades para aprender todo lo que sean capaces, no más, pero tampoco menos”

Gina Ginsberg

La Licda. Evelyn Campos hizo énfasis en apoyar a los menores y que en su diferencia desarrollen su potencial sintiéndose felices, motivados, además dijo:

  • No somos padres sobreprotectores.
  • No forzamos a nuestros hijos para que destaquen.
  • No son niños sobre estimulados, sufrimos por la discriminación e incomprensión.
  • Son niños normales la única diferencia es que aprenden y sienten diferente.
  • No tienen asegurado el éxito ni las buenas notas, No son buenos en todo.
  • Son niños vulnerables con disincronías en su desarrollo intelectual y emocional.

¿Por qué sensibilizar y visibilizar las altas capacidades?

La UNESCO en el marco de Acción de la Conferencia Mundial sobre Necesidades Educativas Especiales, Acceso y Calidad, en Salamanca 1994 se pronunció de la siguiente manera: “Toda persona tiene derecho a recibir una educación que desarrolle al máximo sus capacidades y le permita construir su proyecto de vida. Cada niño tiene características, intereses, capacidades y necesidades que le son propias; si el derecho a la educación significa algo, se deben diseñar los sistemas educativos y desarrollar los programas de modo que tengan en cuenta toda la gama de esas diferentes características y necesidades”.

En el informe de la Comisión Delors Educación para el siglo XXI, de la UNESCO, señala que los sistemas educativos, en muchas ocasiones ha contribuido a limitar el desarrollo personal de los estudiantes. Han optado por imponer a todos los estudiantes el mismo modelo cultural e intelectual, sin tener en cuenta la diversidad de los talentos individuales. Se ha tendido a privilegiar al estudiante medio en detrimento del desarrollo de las cualidades humanas del alumno que no se situaba en esta franja intermedia de normalidad (Delors, 1996)

El sistema Educativo Nacional no visibiliza a los niños con las altas capacidades y la balanza se inclina solo a atender las necesidades educativas “especiales” pero se olvida que hay un 10% de estudiantes con Altas Capacidades que se están perdiendo, en El Salvador esto representaría alrededor de 28,190 estudiantes sin identificar.

Si la Ley General de Educación en el Art. 3.- La Educación Nacional que tiene los objetivos generales específicamente en el literal “a” que dice: “Desarrollar al máximo posible el potencial físico, intelectual y espiritual de los salvadoreños, evitando poner límites a quienes puedan alcanzar una mayor excelencia; y el Art. 35 de la Ley Especial de Educación literal: a) Contribuir a elevar el nivel y calidad de vida de las personas con necesidades educativas especiales por limitaciones o por aptitud sobresaliente; entonces se están violentando los derechos de los estudiantes con Altas Capacidades, cuando no se atienden y no se identifica el talento para potenciarlo.

Se piensa que lo justo es lo igual, y así es; pero no para todos, sino para los iguales. Se piensa por el contrario que lo justo es lo desigual, y así es, pero no para todos, sino para los desiguales.

Aristóteles

Hacemos un llamado al sistema educativo para los identifique y se respeten los derechos de una educación inclusiva, ya que nuestros niños y niñas no son una carga; necesitan adecuaciones curriculares, necesitan que los docentes estén dispuestos a entendernos y ayudarnos para que juntos velemos porque se respeten los principios de igualdad de oportunidades y equidad, dar a cada niño lo que necesita para potenciar sus talentos.

Los padres solicitaron a través del congreso que se incluyan y definan las altas capacidades en las políticas educativas con una Ley para la atención a las Altas Capacidades con las siguientes propuestas:

  • Creación de la comisión para la atención de las altas capacidades y talento, en la que se integren los padres de familia, jóvenes con altas capacidades, docentes, profesionales, autoridades del ministerio de educación, empresas privadas y se establecer criterios para la Identificación de los estudiantes con altas capacidades intelectuales y así definir el tipo de atención educativa a recibir.
  • Reformar la ley de educación para defender los derechos de los niños con Altas Capacidades, los menores están en el otro extremo de las capacidades especiales. Padres, los niños y niñas están sufriendo discriminación, medicados, etiquetados y excluidos de toda educación que potencie y desarrolle sus capacidades.
  • La creación de Centros Específicos para la atención de las Altas Capacidades y el talento, con docentes especializados por materias para atender a esta población vulnerable y que representan una pérdida de capital humano que la sociedad está desaprovechando. 

“Un país que no identifica, no cultiva o desarrolla el talento es un país sin futuro”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.