mayo 23, 2022

Gifted and Talent

Fundación Altas Capacidades El Salvador

Del concepto de aptitudes sobresalientes, desempeño sobresaliente al de altas capacidades y talento en la escuela inclusiva.

9 minutos de lectura

Por: Evelyn Campos.

El termino aptitudes sobresalientes en El Salvador no ha tenido una definición clara, más allá de mencionarse en el Artículo 35 de la Ley de Educación. Este artículo hace referencia al derecho a la educación especial para dos grupos de estudiantes los que tienen limitaciones (estudiantes con discapacidad) o por aptitudes sobresalientes (Neurodiversidad); sobre este último no se tienen referencias de programas, ni estadísticas, no hay aulas de apoyo, ni escuelas especiales. A pesar de la ratificación de los derechos humanos en cuanto al acceso a una educación de calidad, integral, el derecho a la permanencia y aprendizaje efectivo de los estudiantes con necesidades educativas especiales; y al derecho de la educación y cultura que se expresa en el Artículo 81 de la Ley Integral de la Niñez y Adolescencia (LEPINA) Los estudiantes con aptitudes sobresalientes quedan excluido de los programas de inclusión educativa sin el reconocimiento de sus características y derechos.

Para retomar el concepto de aptitudes sobresalientes revisemos la definición proporcionada por algunos países cercanos a nuestra cultura:

  • México: los estudiantes con aptitudes sobresalientes son aquellos capaces de destacar significativamente del grupo social y educativo al que pertenece, en uno o más de los siguientes campos del quehacer humano: científico-tecnológico, humanístico-social, artístico y/o acción motriz (SEP, 2008,P.33) cabe mencionar que la secretaría de Educación Mexicana cuenta con programas de atención a estudiantes con capacidades y aptitudes sobresalientes (CAS) desde 1982.
  • Costa Rica: basado en la ley Nº8899 y su reglamento para la promoción de la alta dotación, talentos y creatividad (MEP, 2016) define a los estudiantes con aptitudes sobresalientes como estudiantes con alta dotación haciendo referencia tanto al área cognitiva (intelectual), como a las habilidades específicas en un campo determinado; ya sea artístico, musical, científico, deportivo, entre otros (talento), y a la capacidad imaginativa al pensar, sentir y actuar (creatividad).
  • Panamá: por su parte retoma la definición de la secretaría mexicana (MEDUCA, 2016).
  • Perú: el programa de atención educativa para niños con facultades talentosas sobresalientes que funciona desde 1987 retoma la de definición de Renzulli y las inteligencias múltiples para atender las necesidades educativas de niños excepcionales poseedores de inteligencia sobresalientes y talentosas.

Y así, se podrían mencionando más definiciones y programas documentados que se pueden consultar en la publicación “La educación de niños con talento en Iberoamérica” (UNESCO, 2004).

Cuando se habla de aptitudes sobresalientes se trata de aquellos estudiantes considerados como la excepción a la regla, aptitud (Capacidad natural o habilidad) sobresaliente y que debido a sus capacidades individuales tienen necesidades educativas especiales. Según las investigaciones, estudios neurocientíficos y los modelos para definir a estos estudiantes dicha capacidad natural supone un desarrollo asíncrono y una serie de características que dificultan su adaptación al sistema educativo regular.

En los últimos años se ha empezado a internacionalizar el concepto de Altas Capacidades, establecido por el concejo Europeo de Altas Capacidad (ECHA, European Council for High Ability) para ofrecer una concepción más abierta y general sobre un grupo heterogéneo de estudiantes con un potencial que dependen de la educación para que este pueda desarrollarse. La definición de las altas capacidades sugiere un proceso de detección e identificación de un potencial que se evalúa en diferentes áreas y no solo con el baremo del cociente intelectual (CI) como se realizaba anteriormente. La identificación de este potencial se debe realizar oportunamente con el objetivo de determinar los procesos de intervención educativa.

Las necesidades educativas especiales (NEE) se refieren a aquellos estudiantes que requieren de una atención específica durante un periodo corto o a lo largo de su formación escolar. El tipo de atención especial depende de diferentes niveles y capacidades personales de los estudiantes que pueden ser de orden físico, psíquico, cognitivo o sensorial. El papel que desempeña el docente en este caso es de vital importancia ya que de él depende la detección de las necesidades educativas de sus estudiantes. El desconocimiento de las características de los estudiantes con altas capacidades es la principal causa de que muchos se enfrente al fracaso escolar y no al aprovechamiento de sus capacidades. Muchos de los estudiantes con altas capacidades a falta de identificación y orientación están en riesgo social, condenados al fracaso escolar y a los falsos diagnósticos. Muchos también tienen limitaciones por la doble excepcionalidad que se refiere a problemas de aprendizaje, dislexia, déficit de atención, hiperactividad incluso autismo (asperger).

Científicos y personajes famosos con dislexia: Albert Einstein, Thomas Edison, Leonardo da Vinci, Charles Darwin.

Portellano, J. A. (2004). La dislexia, en todas las edades.

Un error muy común es creer que los estudiantes con altas capacidades se identifican por el rendimiento académico o el desempeño sobresaliente y que no necesitan ayuda para su desempeño escolar. Estos son conceptos muy diferentes y complejos que caen en una serie de factores subjetivos; valorando más el esfuerzo y no la capacidad real de los estudiantes. Se considera que un estudiante tiene un buen rendimiento académico cuando en un año escolar sus notas son buenas y satisfactorias o sobresaliente cuando son excelentes; por el contrario, cuando se alcanza un nivel mínimo es un fracaso escolar. Valorar las notas es un método excluyente que no toma en cuenta muchos factores como la motivación, los intereses del estudiante, el ritmo de aprendizaje. Por ejemplo, un examen podría medir solo la memoria a corto plazo; probablemente en unos meses el estudiante ya no recuerde nada.

Existen múltiples factores que afecta el rendimiento académico de un estudiante por lo que no se pueden medir las altas capacidades con el alto rendimiento. Por ejemplo, las expectativas de la familia, los docentes y los mismos estudiantes en relación al éxito escolar provoca un conjunto de prejuicios, actitudes y conductas que pueden resultar beneficiosos para algunos estudiantes y desventajosas para los que se salen de la norma, provocando un efecto Pigmalión negativo.

“Cuando un profesor ignora la capacidad intelectual de un niño, esperará que se encuentre dentro de los límites normales, conduciéndolo a ajustarse a ellos en virtud de sus expectativas. Y lo mismo puede ocurrir con los padres y compañeros”.

Niños superdotados. Amparo Acereda

Según Navarro en su investigación “El rendimiento académico: concepto, investigación y desarrollo” (REICE, 2003) recoge algunos fragmentos sobre la complejidad del alto rendimiento citando las siguientes:

  • Bricklin y Bricklin (1988), realizaron una investigación con estudiantes de una escuela elemental y encontraron que el grado de cooperación y la apariencia física son factores de influencia en los maestros para considerar a los alumnos como más inteligentes y mejores estudiantes y por ende incide en su rendimiento escolar.
  • Maclure y Davies (1994), en sus estudios sobre capacidad cognitiva en estudiantes, postulan que el desempeño retrasado (escolar) es sólo la capacidad cognitiva que manifiesta el alumno en un momento dado, no es una etiqueta para cualquier característica supuestamente estable o inmutable del potencial definitivo del individuo. Asimismo, concluyen que el funcionamiento cognitivo deficiente no está ligado a la cultura ni limitado al aula.
  • Glasser (1985) en su trabajo con jóvenes que manifestaron conductas antisociales y que fracasaron en sus estudios expone: “no acepto la explicación del fracaso comúnmente reconocida ahora, de que esos jóvenes son producto de una situación social que les impide el éxito. Culpar del fracaso a sus hogares, sus localidades, su cultura, sus antecedentes, su raza o su pobreza, es improcedente, por dos razones: a) exime de responsabilidad personal por el fracaso y b) no reconoce que el éxito en la escuela es potencialmente accesible a todos los jóvenes. Si los jóvenes pueden adquirir un sentido de responsabilidad suficiente para trabajar de firme en la escuela y si las barreras que se interponen al éxito son retiradas de todas las escuelas, muchas de las condiciones desventajosas pueden ser contrarrestadas”. Finalmente, el autor concluye con una frase para la reflexión de todas aquellas personas involucradas en la educación: “es responsabilidad de la sociedad proporcionar un sistema escolar en el que el éxito sea no sólo posible, sino probable”.
  • Carbo, Dunn R. y Dunn K. (citados por Markowa y Powell, 1997) han investigado sobre las diferencias en los estilos de aprendizaje desde finales de la década de los 70´s y han demostrado categóricamente que los niños aprenden de distinta manera, y que su rendimiento escolar depende, de que se les enseñe en un estilo que corresponda a su estilo de aprendizaje. De acuerdo con estos investigadores no existe un estilo que sea mejor que otro; hay muchas aproximaciones distintas, algunas de las cuales son efectivas con ciertos niños e inútiles con otros.  

Por otro lado, el desempeño sobresaliente se refiere a estudiantes que se dedican a una actividad en específico que cumplen con ciertas características y normas para realizar una actividad, se trata de alcanzar un nivel de acuerdo a su destreza y a su esfuerzo. Por ejemplo: “El desempeño del tenista no fue bueno y quedó eliminado en la primera ronda del torneo”, “Un futbolista que marca tres goles en un partido tuvo un excelente desempeño” “El ganador del primer lugar de la competencia de robótica tienen un desempeño sobresaliente” en estos casos no interesa el potencial y hace referencia al desempeño para alcanzar una meta y de este modo es medido. Es importante mencionar que medir a los estudiantes solo por el desempeño, solo los reduce a una lista de puntuaciones que van a determinar el destino académico de un número muy reducidos de estudiantes.

La educación inclusiva se basa en el principio de que cada niño/a tiene características, intereses, capacidades y necesidades de aprendizaje distintos y deben ser los sistemas educativos los que deben estar diseñados con programas educativos que tomen en cuenta la amplia diversidad de dichas características y sus necesidades. UNESCO

Los docentes siguen siendo parte esencial del proceso para detectar el potencial de los estudiantes incluyendo sus necesidades educativas para atenderlos o promoverlos a programas donde el aula regular ya no alcance a favorecer su desarrollo. Esto corresponde a la igualdad de oportunidades y no a promover una educación igualitaria o lo que es peor a no hacer nada.     

El talento por su parte está vinculado a la aptitud física o mental para realizar una actividad concreta. Una persona talentosa es aquella que tiene una capacidad o destreza superior a la mayoría en una actividad que requiere cierto tipo de habilidades. El talento es el resultado del 50% de las capacidades de los estudiantes (sin esta capacidad tampoco existiría el talento) y el 50% del ambiente, los catalizadores (docentes, familia, mentores, motivación, intereses, entre otros) que van a potenciar las capacidades de los estudiantes para convertirlos en talentos. Un estudiante con una aptitud sobresaliente para las matemáticas probablemente nunca podrá llegar a ser un talento si ningún docente lo detecta y le proporciona nuevas formas de desafiar sus capacidades.

Estos estudiantes tendrán capacidades incluso de estudiar a muy corta edad en universidades pero el sistema educativo que es por edades y no por capacidades bloquea este potencial debido al desconocimiento y la falta de programas adecuados. Cuando la educación se enfoca en detectar y potenciar las capacidades de todos los estudiantes las probabilidades de que cada estudiante llegue a desarrollar sus talentos a su ritmo es mayor, generando el talento humano que se necesitamos para los trabajos en el futuro.   

     

Referencias bibliográficas

¿Qué son las necesidades educativas especiales? | #lanuevaFP. (2020). Retrieved 27 June 2020, from https://fp.uoc.fje.edu/blog/que-son-las-necesidades-educativas-especiales/

Educación, M. (2020). Programa de Educación Inclusiva – Ministerio de Educación | Gobierno de El Salvador. Retrieved 24 June 2020, from https://www.mined.gob.sv/programas/programas-educativos/item/5488-programa-de-educacion-inclusiva.html

Benavides, M., Maz, A., Castro, E., & Blanco, R. (2004). La educación de niños con talento en Iberoamérica. Santiago de Chile: Oficina Regional de Educación de la Unesco para América Latina y el Caribe.

Tourón, J. (2020). Las Altas Capacidades en el sistema educativo español: reflexiones sobre el concepto y la identificación. Revista de Investigación Educativa38(1), 15-32.

Programas por países:

Altas Capacidades El Salvador
Evelyn Campos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.